Los santos inocentes, por Teresa Romero

Los Santos Inocentes es una novela de Miguel Delibes que gira en torno al día a día de una familia de sirvientes, que como solía ocurrir en aquellos tiempos, son tratados de una forma un tanto cruel y considerados inferiores a sus señoritos.

Paco, el bajo, es el padre de la familia, un hombre apañado, en mi Los santos inocentesopinión inteligente, y con ciertas dotes que contentarían a cualquier señorito que lo tuviese a su servicio. En especial el señorito Iván, que afirma que solo disfruta de ir a tirar pájaros con Paco, ya que es con él con quien gana todos los concursos. Tanto es así, que le hace ir a uno de estos encuentros con la pierna completamente rota, y Paco con su humildad, se disculpa por no haberle podido servir como deseaba, un ejemplo de cómo se les trata en ocasiones cruelmente. La mujer de Paco es la Régula, una mujer trabajadora que no tiene más remedio que compaginar las tareas del hogar de la familia a la que sirven, con el cuidado de sus hijos, sobre todo de la Niña Chica. La Régula nos muestra su fuerte personalidad y su bondad en pequeños actos como en el que se niega a que otros cuiden de su hermano Azarías, pues dice que mientras ella siga con vida, su hermano nunca estará solo, incluso cuando esto conlleva complicaciones considerables en su día a día, sumadas a las que ya tenía. Cuando digo que cuidar de Azarías trae más trabajo, lo digo literalmente. Es un hombre un tanto peculiar, que se comporta como si fuese un niño, lo cual a mí me produce cierta ternura hacia él. En él reina la bondad y la inocencia, sobre todo cuando se trata de cuidar de su milana, “milana bonita, milana bonita”. Otro signo de que Azarías se ha quedado estancado en la infancia es que le encanta salir a correr el Páramo, o quitar los tapones de los coches de los invitados del señorito, y después dedicarse a contarlos aún no sabiéndose más que los 11 primeros números. Pero esta inocencia termina por convertirse en un problema cuando se une a su mala higiene personal, las extrañas reacciones que tiene, y otras facetas más, y termina por no ser querido por los señoritos. Nieves es otra hija de la familia, que ya tiene 15 años, edad que los señoritos han considerado suficiente para que empiece a trabajar para ellos también, idea que la Régula y Paco consideran oportuna, ya que así tendrá comida asegurada. En Nieves encontramos otro ejemplo de cómo esta familia a veces es discriminada, ya que cuando esta desea hacer la Primera Comunión, tiene que aguantar risas y humillaciones por parte de los señoritos y de sus amigos, como si por no ser de la clase alta, no fuese digna de cumplir su deseo. Y así día a día parece como si ellos mismos se acaban creyendo que tienen que ser tratados así. En ningún momento del libro se aprecian quejas por su parte ni resistencia a esta clase de trato, ya que quizás viven en una sociedad de clases tan marcadas, que lo ven como algo completamente normal, y que no hay manera de cambiarlo, que ellos han nacido para servir y eso es todo. Aunque sí que es verdad, que en ocasiones Paco, el bajo, menciona que aprendiendo a leer y a escribir sus hijos podrían salir de su pobreza. Pero están concienciados de que desde su situación, es algo sumamente complicado.

OPINIÓN PERSONAL

En general ha sido una lectura agradable, aunque sí que es cierto que las primeras páginas se me hicieron algo pesadas por el hecho de que no estoy acostumbrada a este tipo de novelas, en las cuales los signos de puntuación están distribuidos de una forma bastante caótica y que en un principio, son más complicadas de entender. Pero una vez me acomodé al tipo de lectura, apenas notaba esas diferencias de gramática y puntuación, tanto es así que me sumergí bastante en la historia. Aunque de todos los libros se aprende, creo que de éste yo he sacado más que de lecturas anteriores, ya que he conocido otro tipo de escritura, vocabulario…

La historia en sí es bonita e interesante, y gira en torno a una situación bastante realista en general, de la cual también puedes aprender mucho. Puedes aprender no solo lo que ocurría en esa época, sino también valores más personales de los personajes, como la fuerza y humildad que estos presentan, que son ejemplares. Ya que como he dicho, a pesar de que en ocasiones discriminados y tratados como inferiores, en ningún momento se quejan de nada, es más, agradecen el poder tener alojamiento y comida para sus hijos.

Lo que más destacaría yo de este libro, es que llegas a conocer a los personajes, sin haber una previa descripción de ellos. Es decir, en la mayoría de los libros al principio se describen los personajes detalle a detalle, o al menos se introducen a la historia. Sin embargo aquí, van apareciendo de manera repentina y tienes que ir descubriendo por ti mismo de quién se trata y cómo son.

Teresa Romero Gómez. 4º ESO “A”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: