CALLEJEROS ORTOGRÁFICOS

 Pedro Pérez se dio un pequeño paseo por el centro de nuestra ciudad y en muy poquito tiempo tenía la cámara llena de fotos y vacía de tildes.

El «bichito cometildes» sigue atacando nuestra ciudad. Le da lo mismo actuar en organismos públicos que en negocios particulares.

¿Sabéis cómo se distingue a un alumno de Jesuitas por la calle? Es el único que va leyendo los letreros de todas las tiendas para ver si están bien escritos.

Gracias, Pedro por tu interés.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: