Microrrelatos VI Edición: Categoría D (ESO)

Primer premio: Daniela González Pascual (2º ESO B)

TENTACIÓN A MEDIA NOCHE

Las calles estaban vacías aquella noche lluviosa. Lo único que se podía escuchar era el chirrido del columpio en el que me balanceaba, tratando de encontrar una respuesta, un porqué a todas mis preguntas.

A lo lejos, pude distinguir una silueta iluminada por la luz de la luna. Pero, nadie se espera que el diablo llegue enfundado en un chubasquero rojo y calzando unas botas de agua azules, empapado por la tormenta. Se acercó a mí y me miró fijamente durante varios segundos. No hablaba. No se movía. Solo me miraba. Las gotas de agua resbalaban lentamente por sus mejillas.  Entonces, me ofreció ayuda. Tendría una casa, una familia, nuevos amigos. Tendría una vida como el resto de niñas de mi edad. Parecía fácil aceptar. Pero, no todo es como parece o, al menos, eso me decía mi madre. Me quedé callada y, en ese instante, recordé que ella ya no estaba, se había ido, me había abandonado. Entonces, me dejé llevar por mi rabia, di la mano a aquel extraño y nos alejamos juntos.

Y, qué razón tenías, mamá.

Segundo premio: Sofía de la Iglesia Moreno (3º ESO C)

LA VISITA

Hoy amaneció soleado, radiante, luminoso… por eso decidí ir a visitar a mis abuelos. Durante el camino fui pensando y haciéndome muchas preguntas, así que cuando llegué le pregunté a mi abuelo, que es muy sabio: ¿dónde crece la amistad? Me miró y dijo que primero debía buscar la Respuesta por mí misma. Llevo tres meses buscando la respuesta, y no, no la he encontrado. Ayer estuve con mi amiga Marta. Ella vive muy lejos. Marta tampoco supo responderme a la pregunta. Por eso hoy, expresamente, he vuelto a ir de visita. Cuando he llegado, el abuelo mirándome, ha señalado el viejo sofá. Me he sentado y ha dicho: — Tú tienes una amiga que vive lejos, ¿pero sigue siendo tu amiga, no? — Claro. — Y tienes familia lejos, ¿en Madrid, no? — me preguntó y yo afirmé. — Aunque estén lejos les sigues queriendo, ¿verdad? Entonces ya sabes que la amistad no crece por la presencia de las personas sino por la magia de saber que, aunque no las veas, las llevas en el corazón. Entonces sonreí y abracé al abuelo.

Tercer premio: Ana Pardo (2º ESO A)

DESDE QUE EL MUNDO ES MUNDO

Desde que el mundo es mundo el ser humano se ha dedicado a hacerse preguntas sobre todo ¿qué somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? Muchas de estas preguntas han encontrado su respuesta en la mitología, la religión o la ciencia.

Sin embargo, una de las preguntas más repetidas ha quedado sin respuesta.

¿Qué es el amor? Poetas, cantantes, filósofos y escritores han intentado definir el amor, y todos, por muy talentosos que fueran, han fracasado, ¿son mariposas?

¿Un hormigueo en la punta de la nariz? ¿O es el amor como un subidón de azúcar? Rápido, intenso y poco duradero. Todas estas respuestas son correctas e incorrectas a la vez. Y es que el que quiera definir el amor es solo un pobre iluso, no puedes definirlo, esa es nuestra condena, vivir persiguiendo algo que ni siquiera conocemos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: