Gracias Pilar

Hay momentos en los que la simple presencia del silencio lo es todo,
ese silencio que te hace recordar,
ese silencio que te hace reír,
ese silencio que te hace emocionarte,
ese silencio que te hace llorar,
En ese silencio es dónde te encuentras contigo, y con los que ya no están.
Y es ahí donde los sientes, y sabes que ya te acompañarán por siempre.
Así es ese silencio, triste pero reconfortante,
porque todo lo que hemos vivido juntos es muy grande, y eso puede más que el dolor

Te echaremos de menos.

Con mucho dolor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: