La película de Ignacio de Loyola, por Leyre Grijalba

Se trata de una película que narra la biografía de San Ignacio de Loyola y se basa en los escritos sobre su vida. Iñigo de Loyola era un soldado castellano que perseguía su sueño como militar y que estaba en camino de conseguir ascensos importantes. En la batalla de Pamplona cae herido gravemente quedando cojo de una pierna. Durante la larga convalecencia se dedicó a la lectura de libros fundamentalmente religiosos lo que provocó un cambio en su vida: abandonar el uniforme militar y sustituirlo por el hábito religioso. Este cambio produce un enfrentamiento con todo su estilo de vida anterior, deja atrás todas sus pertenencias y empieza a vivir como un mendigo; más tarde se juntó con otros hombres más o menos de su edad con los que realizaba reflexiones con gente del pueblo y con los que predicaba sin ser reconocidos como orden religiosa; esto fue uno de los motivos por los que fue juzgado. Al final la Inquisición no le condena a morir en la hoguera y uno de los miembros del tribunal le  convencen sus escritos y le anima a seguir estudiando en Paris.

Bajo mi punto de vista, la escenografía, la vestimenta y la forma de hablar de los personajes estaban adecuadas a la época.

El desarrollo de la película atrae al espectador.

Lo que no me gusta de la película son los efectos especiales, en ocasiones muy realistas (cuando se latiga o cuando se rompe la pierna) y otros poco creíbles (la curación rápida de las heridas en la espalda).

Es una película que merece la pena ver, ya que es un drama histórico, interesante y ameno sobre el fundador de los Jesuitas, y sería deseable una segunda parte que narrase el resto de su vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: