Líneas de acción tutorial

ENSEÑAR A PENSAR:

•    El aprendizaje de estrategias generales del pensamiento ha de ser objeto de instrucción explícita, con el objetivo final de que nuestros alumnos y alumnas alcancen  la máxima de  “aprender a aprender”.
•    Se trata de desarrollar en el alumnado las capacidades de análisis, reflexión, síntesis, crítica, imaginación y razonamiento (deductivo e inductivo), metacognición, comprensión lectora, mnemotécnicas, resolución de problemas …
•    El alumno ha de adquirir consciencia de cómo aprender a pensar mediante técnicas de estudio específicas y otros elementos motivacionales (técnicas de trabajo intelectual, organización de tiempo y horarios, autoevaluación, estrategias de apoyo…).
•    Será misión de todo el grupo de profesores-tutores el intentar alcanzar esta meta en todos y cada uno de los alumnos y alumnas del Centro, atendiendo a la diversidad  cognoscitiva del individuo.


ENSEÑAR A SER PERSONA:

•    La educación de nuestro Centro Educativo hace hincapié en el desarrollo integral de la personalidad de nuestro alumnado.
•    Ser persona pasa por alcanzar la identidad personal o el desarrollo del yo (autoconcepto, autoestima,  autoeficacia, autoconfianza, imagen corporal, estrategias para adaptarse a la realidad, organización de defensa ante el mundo externo, elaboraciones de proyectos de futuro satisfactorio… ).
•    Será misión del equipo de tutores desarrollar actividades enfocadas a la mejora de la autoestima del alumnado y a la construcción de su identidad personal ( “feedback”, refuerzo social, valoración y conocimiento de la imagen personal y de la de los demás …) teniendo en cuenta que el individuo elabora su propia identidad personal en relación con 4 condicionantes:

-    Vinculación: satisfacción que se obtiene al establecer vínculos de relación.
-    Singularidad: reconocimiento y respeto por las cualidades y atributos que hacen a cada cual diferente y singular.
-    Autocontrol: recursos y capacidades para  influir sobre su propia vida.
-    Modelos y pautas: puntos de referencia para proporcionar al alumnado ejemplos adecuados para establecer su escala de valores, objetivos o ideas propias.


ENSEÑAR A CONVIVIR:

•    Un Centro Educativo ha de ser, ante todo, escuela de convivencia.
•    Comunicarse, ser solidario, cooperar, compartir, ser asertivo, respetar las reglas… es algo que, además de ser objeto de enseñanza, ha de construir el entramado de la vida escolar.
•    Será objetivo primordial del Centro  hacer que nuestros alumnos y alumnas sean capaces de relacionarse con otras personas y participar en actividades en grupo con actitudes solidarias, tolerantes, superando inhibiciones y prejuicios, reconociendo y valorando las diferencias de tipo social, personal e intelectual.
•    El equipo de profesores-tutores trabajarán en la creación de un clima de confianza,  encaminado a mejorar la convivencia, explicando el porqué de las cosas y de las normas, estableciendo junto con los alumnos un manual de convivencia que favorezca conductas de comportamiento, animando la cooperación y organizando la clase de manera que los alumnos y alumnas contribuyan a crear estructuras de participación, consenso, cooperación, apoyo…


ENSEÑAR A COMPORTARSE:

•    Enseñar a convivir y a ser persona forma parte de enseñar a comportarse, lo cual nos lleva directamente a la idea de adaptación y de autorregulación.

•    Todo ello requiere comprender que:

-    Adaptarse no es adoptar una actitud pasiva, dócil, resignada a reglas, sino que se trata de apartarse a las demandas del medio y de adaptar el medio a las propias necesidades.
-    La  finalidad última será la de hacer el ambiente más adaptativo, sin olvidar que la inadaptación produce inseguridad, pérdida de la autoestima, bajos rendimientos, abandono escolar y, por lo general, conlleva en el futuro una clara inadaptación social.
-    El papel del equipo de profesores-tutores será el de llevar a cabo una enseñanza de aprendizajes significativos y funcionales, no fijándose metas demasiado altas, elogiando el trabajo bien hecho y el buen comportamiento, tratando de obviar las conductas levemente perturbadoras, corrigiendo errores sin humillar, mostrando comportamientos afectuosos y respetuosos con el alumnado y adoptando estrategias de incentivos más que estrategias de castigos, empleando, además, técnicas de relajación, actividades colectivas que creen bienestar, reduciendo tensiones y facilitando en el alumnado actitudes que tiendan a transformar el pensamiento derrotista del insuficiente en pensamiento realista y de adaptación y superación.

ENSEÑAR A DECIDIRSE:

•    Orientar en la vida supone tomar decisiones y enseñar a decidirse en enseñar a desarrollar procesos de decisión significativos en los que uno mismo está implicado.
•    Es esencial capacitar a los estudiantes para que sean agentes de su propia  elección o decisión.
•    Todo ello implica:
-    Hace consciente a la persona de la situación en la que se encuentra,
-    Darle la máxima información acerca de las alternativas para elegir,
-    Dotarles de capacidades para que elijan de acuerdo con reglas de pensamiento y valoraciones,
-    Un conocimiento de sí mismo y de su realidad, de sus posibilidades y limitaciones, de sus intereses, preferencias y valores.
-    Eliminar estereotipos de carácter sexista que influyan a la hora de la orientación profesional.