Funciones del tutor o la tutora

 

FUNCIONES

ACTIVIDADES

ALUMNADO

  • Facilitar su integración en el grupo-clase y en el conjunto de la vida escolar y fomentar en ellos el desarrollo de actividades participativas.
  • Contribuir a la personalización de los procesos de enseñanza-aprendizaje.
  • Atender y, en lo posible, anticiparse a las dificultades de aprendizaje del alumnado, así como a las necesidades educativas específicas para proceder a la adecuación personal del currículo.
  • Favorecer el conocimiento y la aceptación de sí mismos así como la autoestima cuando ésta se vea disminuida por fracasos escolares o de otro tipo.
  • Tener entrevistas individuales con el alumnado.
  • Tomar parte en las actividades de acogida para alumnos nuevos.
  • Dialogar y comentar con el alumnado sobre sus derechos y obligaciones, disciplina del Centro, funcionamiento del mismo…
  • Promover actividades que fomenten la convivencia y la participación activa en la vida del Centro y su entorno.
  • Poner en marcha las actividades propuestas por el Departamento de FH y Pastoral.

PROFESORADO

  • Colaborar con el Departamento de Orientación, de FH y Pastoral.
  • Coordinar el proceso de evaluación del alumnado y adoptar la decisión acerca de su promoción.
  • Coordinar con los demás profesores la coherencia de la programación y la práctica docente con el proyecto educativo, el proyecto curricular y la programación anual del Centro.
  • Ser el nexo de unión entre el profesorado y el alumnado.
  • Analizar con el profesorado las dificultades escolares del alumnado y tomar medidas oportunas.
  • Transmitir al profesorado las informaciones pertinentes sobre el alumnado.
  • Preparar, coordinar y moderar las sesiones de evaluación.
  • Establecer cauces de colaboración con los demás tutores.

FAMILIAS

  • Contribuir a la cooperación educativa entre el profesorado y los padres y madres de alumnos, estableciendo relaciones fluidas que faciliten la conexión entre el Centro y los padres y madres de alumnos.
  • Informar a los padres de todos aquellos asuntos que afecten a la educación de sus hijos.
  • Mediar en las posibles situaciones de conflicto.
  • Tener entrevistas individuales con las familias al menos una vez al año/trimestre.
  • Tener reuniones generales con los padres para intercambiar información o analizar el proceso educativo de sus hijos.
  • Informar  y orientar a los padres y madres ante los posibles itinerarios académicos y profesionales o ante las posibles dificultades académicas o sociales.
  • Implicar a los padres en relación con el trabajo personal de sus hijos.
  • Ser el vínculo de unión entre las familias y el Centro.
  • Comunicar las ausencias y verificar que están justificadas.
  • Implicar a los padres y madres en las tareas escolares de sus hijos.

 
Además, desde el curso 2012-2013 funciona la figura del Tutor de Pendientes, un profesor que tutoriza, entrevista, asesora… a alumnos con alguna asignatura pendiente de cursos anteriores en ESO y Bach y es, asimismo,  el contacto tanto para tutores de dichos alumnos como para familias a la hora de orientar a dicho colectivo sobre exámenes, trabajos, métodos de estudio… con el fin de realizar un seguimiento lo más coordinado y eficaz posible para que el alumno  aprenda a superar dificultades de índole académico.